Las 20 Mejores maquinas recreativas arcade de la historia

Nadie duda que los años 80 y los 90’s nos dejaron parte de las mejores máquinas recreativas arcade de la historia. Durante esas décadas, no sólo surgieron juegos clásicos que aún perduran en el tiempo, sino que convirtieron algunas máquinas recreativas en las mejores de la historia.

Asimismo, es importante mencionar que los videojuegos retro (también conocidos cómo arcade), poseen una larga historia que nace hace más de medio siglo. Si eres de la generación que pudo vivir los cibercafés, seguramente recuerdes el juego Pang, el clásico Tekken o el archiconocido Pac-Man, juegos que se trasladaron a las consolas de la época y que siguieron cosechando éxitos.

¿Cuáles fueron las primeras máquinas arcade?

La primera máquina arcade de la historia fué Galaxy Game, según este artículo de Hipertextual, seguida de la recreativa Computer Space. Estas máquinas nacen en los años 70 y son consideradas cómo las primeras máquinas arcade de la historia. Los cibercafés acumulaban estas recreativas cómo churros y conseguían aglutinar a cientos de jóvenes cada día que usaban estos cafés cómo local social para echar alguna “partida”. 

Debido a la aparición de estas máquinas, emergieron centenares de videojuegos retro, entre los que destacan títulos cómo Shinobi, Space Invaders o Donkey Kong. Sin lugar a dudas, la década de los 90 puede considerarse cómo la “Edad de Oro del Arcade”. De la misma forma, cómo en todos los “boom”, también surgieron juegos que no llegaron a triunfar y que apenas recordamos. Aún así, gracias por contribuir a esta fantástica época del arcade.

Mejores máquinas recreativas de la historia

Seguramente este listado puede variar para cada uno en función de las máquinas arcade que se instalaran en su ciudad. por ello, rogamos que no te lo tomes al pie de la letra, y si crees que hay algún otro gran éxito o mejores juegos arcade que deben apareecer en la lista, nos lo indiques en comentarios y actualizaremos la lista. 

Pang

E-L  J-U-E-G-O. La cantidad de monedas de 25 pesetas que se tragaron las recreativas de los 80 con este juego. Y mira que el objetivo no podía ser más sencillo, golpear a las burbujas que aparecían con el gancho (siempre hacía arriba), dividiéndolas siempre en dos de menor tamaño, que a su vez, se volvían a dividir tras otro zarpazo. Así hasta el quinto disparo, tras el cual se eliminaban. La dificultad iba aumentaba de forma progresiva, gracias al aumento del número de burbujas y la ubicación de los bloques, lo que provocaba una adicción brutal para conseguir pasar de fase. Y todo esto con un joystick y un botón!

Pacman

Otro clásico. El videojuego arcade por excelencia diseñado por Toru Iwatani llega a los salones recreativos españoles bajo la marca Namco. En este caso, la mecánica era muy sencilla, partíamos de un punto amarillo y un laberinto, a través del cuál debíamos comernos todos los puntos blancos y frutas que fuéramos capaces, evitando a toda costa a los 4 fantasmas multicolor que se distribuían a lo largo de la pantalla. No era tan adictivo cómo Pang, pero sin lugar a dudas es otro de los juegos arcade típicos.

Shinobi

Algunos recordaréis la famosa katana de Sega, en su juego de lucha donde el protagonista lucha contra infinidad de enemigos (en inglés este tipo de juegos se conocen cómo beat ´em up). El videojuego constaba de 5 misiones diferentes que se dividían en subfases. Entre las mismas, podíamos encontrar diferentes objetivos y un enemigo final diferente (aspecto típico de los arcade de los 80). 

Super Sidekicks

Nadie duda de que se trata del primer gran juego de fútbol para máquinas recreativas. Lógicamente, aún no contaba con licencia, por lo que los nombres eran inventados. No obstante, el videojuego permitía escoger a 12 selecciones nacionales que se dividían en 2 grupos. El aspecto más destacable de este mítico arcade era el color aleatorio de las selecciones, entre los que se llegó ver a España jugar con los colores de Portugal o a EEUU de blaugrana.

Super Street Fighter II Turbo

Quizás te preguntes porque incluímos el Super Turbo y no incluímos la versión inicial de Street Fighter II. Pues bien, creemos que la perfección llegó en esta versión debido a la introducción de la velocidad Turbo que permitió que el ritmo de juego fuera mucho mejor. Asimismo, permitia disfrutar de todos los personajes nuevos que se habían introducido con anterioridad. 

Este clásico de las recreativas arcade, llegó a tener presencia en torneos internacionales. Hecho que provoca que Capcom siga a día de hoy sacando series mejoradas del exitoso videojuego.

Superman

Algunos tienen este juego arcade de los 90 cómo uno de los más difíciles. Su creador, Taito, lo lanza al mercado en 1988 y otorga la posibilidad de manejar a Superman (ya sea sólo o con su doble) y actuar en diferentes ciudades de Estados Unidos cómo Metrópolis, Washington o Las Vegas.

Cómo en muchos juegos de las recreativas de los años 90, este contaba con 5 fases. pero a diferencia de otras máquinas, en este caso cada fase se dividía en 3 partes entre las que cambiaba la forma de avanzar, bien fuera caminando, volando horizontalmente o volando verticalmente. Un dato que no puede pasar por alto es que esta maquina arcade fue la quinta recreativa más exitosa en Japón a lo largo de 1989.

Ghost’n Goblins

El sello Capcom no defrauda, y menos si hablamos de una máquina arcade que llegó a los salones recreativos el 19 de Septiembre de 1985. Si traducimos literalmente, nos encontramos con un Fantasmas y Duendes, lo que nos da una cierta idea de qué trataba el videojuego. Estaba basado en el rescate de una damisela en apuros que había sido raptada por un ser terrible y muy parecido al mismísimo Satán. El héroe en cuestión, Sir Arthur, es un voluptuoso caballero con una abrupta armadura que busca salvar a la princesa. 

Kung-Fu Master

Uno de los primeros videojuegos de las máquinas recreativas se remonta a 1984 y nace de la mano de Data East. Según Wikipedia, se trata del primer beat’ em up de la historia, casi nada! Además, permitía exprimir al máximo las posibilidades del joystick de las máquinas arcade, ya que ofrecía la posibilidad de saltar y lanzar un ataque a la vez.  Cómo datito de fantasía, nos gustaría indicar que su creador fue Takashi Nishiyama, el mismo creador del primer Street Fighter.

La lógica del juego era muy sencilla, ya que Thomas (el protagonista) debía rescatar a su compañera del Sr. X a través de los 5 pisos que componen el “Templo del Diablo”. una peculiaridad respecto a otros juegos similares, es que al derrotar a los 5 jefes finales, este arcade volvía al inicio y empezabas con un nivel de dificultad superior, lo que otorgaba un mayor aliciente para seguir consumiendo horas y monedas de 50 pesetas en estas recreativas. 

Mortal Kombat

¿Quién no se ha quedado ojiplático delante de la recreativa de Mortal Kombat? Si existe alguien así en este planeta, debo saberlo! Fuera bromas. El juego contaba con representaciones de actores reales (sí, has leído bien) que tenían un aspecto más que realista. Aparte de este hándicap frente a otros juegos arcade de los 90, Mortal Kombat ofrecía una violencia desmesurada con la sangre a borbotones cómo actor principal. Más tarde, este videojuego clásico lo pudimos ver en la famosa Master System.

Commandos

Este mítico videojuego made in Spain nos enseñó que no hay nada imposible para una tropa de soldados cuando tienen un plan bien organizado. En lo que a jugabilidad se refiere, se nota que hay diversas influencias en el guión original. El escenario clásico de las películas de guerra, la experiencia de juego entre tácticas y acertijos, la trama cuidadosamente coreografiada y la sensación de descubrimiento constante que solo aparece en la era de Internet.

The Simpsons Arcade

Producido en 1991 por Konami, ya hacía indicar que su futuro sería todo un éxito. Esta recreativa contaba con 4 joysticks (uno para cada uno de los personajes principales) y 8 niveles diferentes ambientados en los escenarios de la serie cómo El Bar de Moe o la planta nuclear. Al contar con 4 mandos, permitía jugar hasta 4 jugadores de forma simultánea, asumiendo cada uno un rol diferente y posibilitando tener puntos fuertes como la fuerza bruta de Homer o la aspiradora defensiva de Marge.

Joe & Mac Ninja Caveman

Quizás no te suene el nombre, pero si decimos que es la mejor recreativa de trogloditas, ¿a qué ya te va sonando más?. Joe & Mac debían ir consiguiendo avanzar entre fases plagadas de piedras gigantes rodantes que iban cayendo cómo moscas de los lugares más recónditos. Además, el juego iba poniendo trampas y enemigos adicionales para complicar aún más el juego. Entre estos enemigos podíamos encontrar dinosaurios y cavernícolas, especialmente en los combates finales. 

La jugabilidad se basaba en 3 botones: uno para el ataque cuerpo a cuerpo, otro para lanzar todo tipo de armas, y uno último para saltar y poder esquivar al resto de rivales. El cóctel perfecto para convertirse en uno de los mejores arcades de la época. 

Windjammers

Quizás su éxito provenga de la mezcla entre tenis, voley playa y pasear al perro. Extraño. Pero cierto. De base, el juego era muy similar a Pong, y consistía en un enfrentamiento de 2 jugadores (o contra la máquina) dónde debíamos disparar un frisbee a la zona de gol del oponente. El aspecto de los jugadores se parecía más al clásico “chuloplaya” que a un tenista profesional.

Double Dragon

Este videojuego arcade se ambientaba (en la versión japonesa original) en la época posterior a una catástrofe nuclear, desatando un cúmulo de atentados y violencia en las calles de América del Norte. la banda detrás de toda esta violencia era Black Warriors. por todo esto, y para mantener las calles en orden, los gemelos Billy y Jimmy son expertos en Sousetsuken (un arte marcial inventado por los creadores del juego). Ellos brindaban su dojo y conocimiento a todos los ciudadanos que querían usarlo, siendo instruidos por los propios hermanos y la novia de uno de ellos, Marian.”

Metal Slug

Se trataba de un arcade ambientado en un conflicto bélico en el que se enfrentaban los bandos de “The Regular Army” y “The Rebellion”. Los primeros eran los buenos, y luchaban contra los segundos, que se trataba de un grupo armado con el objetivo de instaurar un gobierno militarizado. 

Golden Axe

Este juego clásico cuenta con el objetivo de reinstaurar la paz venciendo a Death Adder y rescatando a la princesa pudiendo elegir entre 3 caballeros para llevar a cabo la misión: Ax Battler, Tyris Flare y Gilius Thunderhead (el enano malhumorado del hacha). Dichos personajes contaban con habilidades diferentes pero con un aspecto en común, todos habían perdido algún familiar de la mano de Death Adder. Con este mix, estaba claro que el éxito estaba asegurado.

Tekken

Uno de los juegos de lucha más conocidos, y una de las joyas de la corona del sello Namco. Si naciste en los 80 y nunca has jugado a Tekken, no mereces seguir leyendo 😉 Su principal característica estaba en que los personajes eran de diferentes partes del mundo y utilizaban diferentes artes marciales. De la misma forma, a pesar de ser en 3D, la forma de moverse era lateral y hacía mucho hincapié en los malabarismos. 

Tanto fue su éxito, que a su primera versión le siguieron varias secuelas que hicieron aumentar el protagonismo de este juego entre los gamers de la época. Otro aspecto destacable es la guerra Tekken Vs Street Fighter por hacerse con la estatuilla del juego de lucha más famoso en las recreativas

Tortugas Ninja Mutantes Adolescentes: Tortugas En El Tiempo

Aunque más reciente, Turtles in Time es otro de los clásicos beat ’em up de las recreativas. Se trata de una versión mejorada del inicial The Arcade Game de NES en los años 80. Esta versión mejorada incluía detecciones de golpes, así cómo controles y combos más fluidos. 

El único reproche es que Konami se deshizo del modo cooperativo de 4 jugadores a 2 jugadores, minimizando la diversión al jugar en grupo. Asimismo, podemos afirmar que las Tortugas Ninja han protagonizado grandes tardes de gaming. 

NBA Jam

Las variantes de estilo arcade más simples, incluidos éxitos como NBA Hangtime y NBA Jam, tienen cualidades adictivas y encantos únicos que pocos pueden igualar. El NBA Jam de Midway puede ser la cima de este subgénero, lo que demuestra que este emocionante deporte se puede disfrutar en temporadas de solo unos minutos.

El ritmo rápido del juego, la jugabilidad de dos contra dos y el emocionante modo “fuego” aseguraban mucha acción en todo momento. Otro aspecto importante, es que no era necesario que se aplicaran las faltas, los tiros libres y las leyes generales de la física.

Aunque la serie ha continuado de alguna forma desde la época de los 90, este gran éxito de 1993 sigue siendo el líder de los juegos arcade de baloncesto de la historia.

Crazy Taxi

Pocos juegos arcade que hayan funcionado con monedas de los 90 fueron tan adictivos como este corredor de Sega. El videojuego era una mezcla de juego de carreras de velocidad con ataques de puntuación. A raíz de aquí, el objetivo era sencillo tratándose de un taxi, había que cargar al mayor número de clientes entre dos puntos. Lo más emocionante del juego podríamos afirmar que era ver las las calles de la peculiar San Francisco, bulliciosas de gente y coches, que otorgaban una mayor intensidad y emoción a las carreras. Todo esto sin perder la esencia de las máquinas recreativas arcade, competir contra el reloj consiguiendo el mayor número de puntos. 

 

Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.